Procesador de Alimentos

En Maxima Kitchen Equipment encontrarás procesadores de alimentos de todas las formas y tamaños. Estos dispositivos realizan el trabajo duro por ti, ya que cortan, rebanan y muelen los ingredientes que usarás en tus preparaciones culinarias. También son ideales para mezclar y elaborar salsas, rellenos y muchos otros platos. Tenemos una gran variedad de opciones disponibles para ti, con diferentes volúmenes de capacidad, que van desde los 6 hasta los 12 litros.

Aprende más

¿Qué es un procesador de alimentos?

Un procesador de alimentos es una herramienta que facilitará tu trabajo en la cocina. A fin de cuentas, cortar y mezclar ingredientes a mano requiere mucho tiempo. Una de las razones por las que estos aparatos son tan útiles es porque incluyen un compartimiento con filosos cuchillos que comienzan a rotar rápidamente tan pronto se enciende el dispositivo. Como resultado, tendrás tus ingredientes finamente cortados en instantes. La velocidad del procesador de alimentos varía entre las 1100 y las 2800 revoluciones por minuto. Cuanto más rápido roten las cuchillas, más finos serán los cortes de los alimentos. Como ves, un procesador de alimentos es perfecto para cortar fácilmente las carnes y los vegetales que utilizarás en la cocina. De esta forma, podrás preparar sopas y salsas con un sabor increíble y una suave textura.

¿Para qué puedes usar un procesador de alimentos?

Lo mejor de los procesadores de alimentos es su versatilidad. Podrás usarlos para cortar y moler carne, frutos secos, vegetales crudos y mucho más. Con su ayuda, serás capaz de cocinar hasta los platos más complejos. Aunque la primera idea en la que pienses sea el pesto, no te olvides de las olivadas ni de tus salsas y aderezos preferidos. ¿Quieres preparar un increíble relleno para tus carnes o pastas? También podrás hacerlo con ayuda del procesador de alimentos, ya que la máquina cortará cualquier ingrediente que necesites sin esfuerzo. Con este electrodoméstico, lograrás una infinidad de texturas, ya sea para elaborar una salsa líquida o algo más denso, que sirva como aderezo para tus platos de pasta.

¿Qué necesitas considerar antes de comprar un procesador de alimentos?

Antes de comprar un procesador de alimentos, fíjate en el tamaño del electrodoméstico. Cada procesador trabaja con distintas capacidades y las más comunes son las de 6, 9 y 12 litros. Si bien los procesadores de alimentos más grandes son ideales cuando las preparaciones necesitan una gran cantidad de ingredientes, también requerirán más espacio de almacenamiento. Además, mientras más grande sea el electrodoméstico, su consumo de energía será mayor, porque cuentan con motores rápidos y potentes, capaces de cortar hasta los ingredientes más duros. La mayoría de las cocinas domésticas cuentan con procesadores de alimentos pequeños porque son versátiles, fáciles de guardar y apropiados para distintas recetas.

¿Cómo utilizar un procesador de alimentos?

Utilizar un procesador de alimentos es muy simple. Solo tendrás que introducir los ingredientes dentro del compartimiento, ajustar la tapa del dispositivo y encenderlo. Recuerda tomar ciertas medidas de precaución para mantenerte a salvo, como no añadir nuevos ingredientes una vez que las cuchillas estén girando y asegurarte de que todo cierra a la perfección antes de activarlo. Cuando tu salsa, relleno o ingredientes estén listos, apaga la máquina y desconéctala para vaciar el contenido.

¿Cómo limpiar un procesador de alimentos?

Mantener tu procesador de alimentos limpio y desinfectado es esencial. Por ese motivo, la mayoría de nuestros procesadores están fabricados con acero inoxidable, ya que este material es resistente y de fácil limpieza, lo que permite que los residuos de comida se remuevan con facilidad y que el electrodoméstico se mantenga intacto. Limpia tu procesador de alimentos después de cada uso. Para ello, desmonta el conector de la máquina y después separa la tapa, el compartimiento de ingredientes y las cuchillas para lavarlas. Ten cuidado cuando lo hagas: recuerda que las cuchillas son afiladas. Para el resto de la máquina, solo necesitarás un paño húmedo. No hace falta que uses un detergente especial en el exterior. Una vez que todas las partes estén limpias, arma de nuevo el procesador de alimentos para almacenarlo. De esta manera, lo tendrás listo y disponible cuando lo necesites.