Mezcladora de Carne

Sazonar y preparar la carne para la cocción es más fácil cuando se utiliza una mezcladora de carne. En Maxima Kitchen Equipment encontrarás diferentes máquinas como esta, con capacidades que varían entre 10 y 20 litros, que te ayudarán a crear una base sabrosa para cada uno de tus platos.

Aprende más

¿Qué es una mezcladora de carne?

Cuando estás elaborando una mezcla de carne o relleno salado, debes amasar la carne con una serie de hierbas y especias para darle un extra de sabor. Una mezcladora de carne elimina la mayor parte del trabajo físico, porque no tendrás que realizar todas estas tareas a mano, ahorrándote así esfuerzo y dinero sin reducir la calidad del resultado. Este tipo de máquinas cuenta con un gran depósito y una mezcladora equipada con un juego de espátulas metálicas. Cuando mueves las espátulas con la palanca, estas muelen la carne y la combinan con los condimentos que has seleccionado. En todo momento, tus manos se mantendrán limpias y reducirás el riesgo de contaminación de la comida.

¿Qué puedes preparar con una mezcladora de carne?

La mezcladora de carne es una herramienta versátil, especialmente si sirves platos de carne regularmente, como hamburguesas, salchichas o pasteles salados. Es posible usar cualquier tipo de carne en la mezcladora, desde carne de res hasta de cerdo, cordero o cualquier otra.

El diseño de la mezcladora de carne te permitirá preparar en un minuto una base de carne picante y, para ello, tan solo tendrás que preocuparte por condimentarla con las mejores especias y sabores italianos. ¿Quieres elaborar el relleno de un pastel de carne o crear tu propio paté? Eso también podrás hacerlo añadiendo ingredientes húmedos, que le den a la mezcla esa consistencia cremosa que necesitas. Siempre que controles la cantidad de carne y la humedad, obtendrás la textura perfecta para el plato que deseas servir.

¿Cómo utilizar una mezcladora de carne?

Lo mejor de la mezcladora de carne es que es muy fácil de usar, lo que te ahorrará tiempo en la preparación de los alimentos. Para comenzar, abre la tapa de la máquina e introduce la cantidad de carne que necesitas. Cada máquina tiene un medidor que te mostrará cuánta carne debes utilizar. Asegúrate de no pasarte del límite máximo del equipo, para que la carne y los condimentos se mezclen uniformemente. Luego añade las hierbas y demás especias para sazonar la carne. Cierra la tapa y dale vuelta a la manilla para mover las espátulas de la mezcladora. Esto hará que la carne y las hierbas se unan apropiadamente. Sigue dando vueltas hasta que la carne tenga la textura y consistencia que deseas. Al finalizar, retira la mezcla de carne de la máquina y estará lista para usar.

¿Qué tipos de mezcladoras de carne están disponibles?

Como el propósito principal de la mezcladora de carne es bastante simple, hay pocas diferencias entre cada modelo. De hecho, a la hora de comprar una máquina como esta, solo hay una pregunta importante que responder: ¿cuál debería ser el tamaño de mi máquina? Las capacidades de las mezcladoras de carne se miden en litros. ¿Quieres comprar un modelo de 10 litros de capacidad? Entonces podrás procesar alrededor de 7,5 kilos de carne al mismo tiempo. ¿Estás buscando una máquina de 20 litros? Con ella podrás preparar una gran cantidad de carne (unos 15 kilos) casi al instante.

¿Cómo limpiar bien una mezcladora de carne?

La carne cruda se caracteriza por tener muchas bacterias. Por esa razón, es importante que limpies la mezcladora de carne muy bien después de cada uso. La buena noticia es que esta tarea no resulta nada difícil, ya que tanto la manilla como las espátulas se pueden separar de la base con facilidad. Puesto que estas partes están hechas de acero inoxidable, es posible lavarlas en tu lavavajillas.

El depósito de la mezcladora de carne necesitará un poco más de atención de tu parte. Primero, elimina la mayoría de los residuos de alimentos con un paño seco. Luego utiliza un paño húmedo con un poco de detergente para deshacerte de todas las bacterias. Enjuaga el depósito con agua caliente y, una vez que todas las piezas y accesorios estén secos, ensambla la máquina de nuevo y estará lista para usar.