Máquina para Rellenar Salchichas

Con una máquina para rellenar salchichas podrás completar rápida y fácilmente tus recetas de salchicha mientras distribuyes la carne de manera uniforme. Maxima Kitchen Equipment fabrica máquinas para rellenar salchichas automáticas y manuales, así como verticales y horizontales, en distintos tamaños.

Aprende más

¿Qué es una máquina para rellenar salchichas?

Es muy complicado ensamblar una salchicha manualmente. Si quieres obtener los mejores resultados, vas a necesitar un dispositivo diseñado para rellenarlas. Una máquina para rellenar salchichas es la solución para esto,y está diseñada para convertir una tarea difícil en algo rápido y sencillo. La máquina en sí consta de varias partes: un gran depósito, una placa de presión sólida y un tubo de llenado. Después de llenar el depósito con carne picada, baja la placa de presión. Esta acción presiona la carne y la conduce a través del tubo de llenado. Al final del tubo colocas la tripa para tus salchichas, y el resultado no se hace esperar. Así, con tu máquina para rellenar salchichas prepararás grandes cantidades de salchichas sabrosas con muy poco esfuerzo.

¿Qué tipos de máquinas para rellenar salchichas existen?

No todas las máquinas para rellenar salchichas funcionan igual. Así, conviene saber qué tipos de variantes están disponibles. Por ejemplo, hay dispositivos de tipo vertical y horizontal. Algunos prefieren la variante horizontal porque la consideran más fácil de usar, ya que todas las partes se sitúan a la misma altura. Una desventaja de estos modelos es que suelen ocupar más espacio de trabajo que los verticales. Además, hay que diferenciar entre las máquinas automáticas y las manuales. Con la versión automatizada, trabajarás más rápido y dejarás tus manos libres durante el procesamiento de alimentos. Sin embargo, estos modelos tienen un precio más alto que las máquinas para rellenar salchichas manuales.

Cómo usar una máquina para rellenar salchichas

Una máquina para rellenar salchichas es muy fácil de usar. Elige de antemano el grosor de las salchichas y después opta por el tubo de llenado adecuado para el tamaño que hayas seleccionado. Llena el depósito de la máquina con carne picada ya sazonada. Después de este paso, une la tripa de la salchicha al tubo de llenado. Puede tratarse de tripa real o artificial. Sujeta la tripa firmemente con la mano y luego gira la palanca o presiona el botón para mover la placa de presión hacia abajo. Ahora, lentamente pero con seguridad, la carne comenzará a verterse en el tubo de llenado, permitiéndote llenar las tripas para producir tus salchichas.

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar una máquina para rellenar salchichas?

Al elegir una máquina para rellenar salchichas, hay una serie de aspectos clave a tener en cuenta. En primer lugar, piensa bien en el tamaño del dispositivo que estás buscando. ¿Preparas por lo general grandes cantidades de salchichas y quieres que estén listas lo antes posible? Si es así, te sugerimos que escojas un modelo de gran capacidad, de entre 10 y 15 litros. En cocinas más pequeñas, que manejan cantidades menores de embutidos, un modelo con una capacidad de 3 a 7 litros debería ser suficiente. Además, conviene comprobar los tamaños de los tubos de llenado. Cuanto más grandes sean los tubos, más grandes serán tus salchichas. Así, vale la pena comprar un modelo que cuente con varios tamaños de tubos de llenado.

¿Cómo se limpia una máquina para rellenar salchichas?

Puesto que estás llenando salchichas con carne cruda, es fundamental que limpies tu dispositivo después de cada uso. Hazlo simplemente eliminando los residuos de comida sueltos de la máquina. Asegúrate antes de quitar el tapón del dispositivo. Retira el depósito interno de la máquina y desconecta los tubos de llenado. Estos elementos, hechos de acero inoxidable, son fáciles de lavar en el lavavajillas. A continuación, es el momento de limpiar la placa de presión. Hazlo con un desinfectante, para asegurarte de que se elimine cualquier bacteria presente. No te olvides de limpiar los lados exteriores de la máquina. Los trozos de carne suelen adherirse a la carcasa exterior, por lo que no está de más ser meticuloso en su limpieza. En cuanto estén limpias todas las partes, vuelve a ensamblar la máquina para rellenar salchichas, guárdala y déjala lista para su próximo uso.