Percolador

El percolador es ideal para preparar un excelente café para grandes grupos de personas. Por eso en Maxima Kitchen Equipment tenemos percoladores de café de alta calidad, con acabados impecables y a precios asequibles.

Aprende más

¿En qué establecimientos de catering se utilizan los percoladores?

Cualquier negocio de comida que se dedique a la venta de café o a servir a grandes grupos de clientes conoce la utilidad de un percolador. Se trata de un electrodoméstico esencial, no solo necesario en cafeterías, sino también muy útil fuera de ellas, en cualquier sector de la industria del catering. Esta clase de equipamiento para bares incluso puede ser de utilidad fuera del sector de la restauración y hostelería; por ejemplo, en las cocinas de las oficinas y en sus salones de conferencias. De hecho, los percoladores son tan versátiles que se utilizan en diferentes establecimientos:

  • Cafeterías
  • Restaurantes de carretera
  • Comedores
  • Hoteles que sirvan desayunos y almuerzos
  • Cantinas deportivas
  • Estaciones de servicio
  • Tiendas y restaurantes de aeropuerto

¿Cuáles son los componentes de un percolador Maxima?

El percolador presenta un diseño simple, que se centra en dos aspectos: funcionalidad y eficiencia. El exterior y la tapa superior están fabricados en acero inoxidable. La tapa cuenta con un asa de plástico y ambos lados del percolador están equipados con un mango, también de plástico, para que pueda transportarse con facilidad. No obstante, como el percolador Maxima pesa algunos kilos, es preferible moverlo con ayuda de un carro de servicio, en especial si se quiere recorrer una distancia larga.

Bajo la tapa, los percoladores incorporan un filtro extraíble, mientras que el grifo está colocado fuera de la unidad. Adicionalmente, incluye un medidor de café que te permitirá saber cuánto líquido queda. Tanto el grifo como el filtro del percolador son de acero inoxidable.

¿El percolador Maxima viene en distintos modelos?

En Maxima Kitchen Equipment podrás comprar en línea dos tipos de percoladores de café. La fabricación y accesorios son idénticos en ambos modelos, ya que el diseño de nuestros percoladores es único y no requiere de ninguna mejora o cambio.

Lo que diferencia a ambas versiones es la capacidad. El percolador más grande de nuestro catálogo tiene 60 centímetros de altura y trabaja con 15 litros; es decir, unas 120 tazas de café. El modelo más pequeño tiene 50 centímetros de alto y una capacidad de 10 litros, equivalentes a 80 tazas de café. El tiempo promedio para preparar el máximo de café en un percolador varía entre los 45 y 60 minutos, dependiendo del tamaño.

¿Qué aspectos debes considerar al comprar un percolador Maxima?

La utilidad que estas grandes cafeteras tendrán para ti dependerá de la cantidad de tazas de café que deseas servir al día. Antes de escoger, recuerda que en el percolador podrás preparar y almacenar tu café y conservar su frescura. Y si bien hay equipos especiales que mantienen las bebidas calientes durante cierto tiempo, no están diseñados para el almacenamiento de café por largos períodos, como lo está nuestro percolador.

Si ya te has decidido a comprar el percolador Maxima, te recomendamos optar por un modelo que se ajuste al número de tazas de café que tu negocio sirve, o planea servir, en una jornada. Si no deseas comprar la máquina todavía, también podrás alquilarnos la más apropiada para tu negocio a cambio de una pequeña cuota mensual.

¿Cómo mantener y limpiar un percolador Maxima?

Ya sea que hayas comprado un percolador Maxima o te hayas decidido por la modalidad del alquiler, deberás limpiarlo regularmente para preservar su operatividad. A fin de cuentas, las condiciones en las que esté el percolador influyen en la calidad del café que prepara. Limpia frecuentemente el interior y exterior del percolador, el grifo y el filtro, con un detergente suave o agua jabonosa y después enjuágalo todo con suficiente agua.

Para alargar la vida útil del equipo, emplea de vez en cuando un solvente especial para depósitos de café y alterna la aplicación con solventes desincrustantes, para evitar calcificaciones. Así, tendrás un equipo eficiente y libre de problemas de funcionamiento.