Plato de Frotamiento

Los platos de frotamiento son equipos útiles y versátiles que te permitirán mantener tus comidas calientes y listas para servir. Si estás buscando un plato de frotamiento eléctrico que sea fácil de transportar, Maxima Kitchen Equipment tiene el modelo perfecto para ti.

Aprende más

¿Qué es un plato de frotamiento?

A la hora de servir a grandes grupos de comensales, es importante que las cocinas profesionales cuenten con equipos y herramientas que les ayuden a mantener sus platos a la temperatura ideal. De esta forma, no solo evitarán la proliferación de bacterias, sino que también conservarán el sabor de la comida intacto. Los platos de frotamiento son perfectos para esta tarea. Estos dispositivos fueron específicamente diseñados para mantener la comida caliente sin que se pase del punto de cocción, favoreciendo que cada plato siga teniendo el mismo sabor y textura.

Los platos de frotamiento se componen de una base, un generador de calor y un gran contenedor o bandeja metálica donde se depositan los alimentos que se desean preservar. Por su utilidad y elegancia, se han convertido en una de las mejores formas de presentar los almuerzos y cenas en un bufé.

¿Cómo funciona un plato de frotamiento?

El plato de frotamiento presenta un funcionamiento sencillo, que hace que sea muy fácil de usar. Tan solo tendrás que conectarlo a la toma de corriente, en caso de que sea eléctrico, y configurar la temperatura deseada con ayuda de la rueda lateral. La temperatura ideal dependerá de la cantidad y del tipo de comida que planeas servir. Como el rango de temperatura de los platos de frotamiento oscila entre los 40 y los 80 °C, podrás conservar diferentes tipos de platos sin problemas.

Una vez que esté todo ajustado, llena la bandeja metálica con la comida. Asegúrate de hacerlo antes de fijar el recipiente en la base, para prevenir que las partículas de los alimentos entren en contacto directo con la placa de calor. Cuando hayas rellenado la bandeja, fíjala en la base, tápala y ya tendrás todo listo para servir.

¿Qué tipos de platos de frotamiento hay disponibles?

Los platos de frotamiento están disponibles en dos versiones. Antes de comprar una, es importante que conozcas sus características, para adquirir la que más se ajusta a tus necesidades. La diferencia entre ambos modelos se basa en el tipo de funcionamiento; es decir, si se alimenta a gas o con electricidad. Si bien el plato de frotamiento a gas trabaja con una llama de fuego continua, que podría aumentar el riesgo de accidentes en la cocina, te dará la posibilidad de controlar más precisamente la temperatura de tus platos. Los modelos eléctricos son más seguros de usar y solo requieren de una conexión eléctrica para comenzar con el calentamiento. Además, son más fáciles de transportar, lo cual es una ventaja extra para cualquier cocina.

¿Qué buscar a la hora de comprar un plato de frotamiento?

Como el plato de frotamiento es un equipo bastante simple, no son tantas las características que debes tener en consideración para decidirte. No obstante, es importante que revises que el equipo que estás eligiendo cuenta con la capacidad necesaria para cubrir con la demanda de tu negocio. Si organizas muchos bufés, la mejor opción es comprar varios platos de frotamiento pequeños, porque así servirás distintas comidas y acompañantes al mismo tiempo.

¿Cómo limpiar un plato de frotamiento?

Aunque el plato de frotamiento se compone de muchas piezas pequeñas, no es difícil de limpiar. Antes de comenzar con dicha tarea, recuerda apagarlo y desconectarlo del enchufe, en caso de que sea eléctrico. Una vez que esté frío, quita la bandeja metálica y la tapa, y lávalas en el lavavajillas. Para la base, utiliza un paño húmedo, pero ten cuidado de no tocar el generador de calor. Elimina cualquier residuo de comida y no te olvides de hacer lo mismo con la parte externa. Por último, seca el equipo con un paño suave y guárdalo hasta que sea hora de usarlo nuevamente.